Terror, un género en declive en el cine

El cine de terror es de los favoritos de la gente, pues nos gusta hacernos sufrir con sustos; sin embargo, en los últimos años son muy pocas películas que han logrado gustar y asustar, pues no han encontrado una nueva fórmula para generar miedo en las personas más que los trucos básico que se remontan a los filmes del pasado. Mientras viajaba en uno de los vuelos Volaris, vi una película de este género que tenían cargada en la pantalla y quise compartir mis ideas acerca de este tipo de largometrajes.

Lo principal es que siguen abusando del ‘screamer’, esto es cuando en una película todo está tranquilo, la música se relaja y de pronto un fuerte ruido se hace presente, haciéndonos saltar de nuestras butacas. En ocasiones viene acompañado de alguna aparición y otras sólo es el sonido. Pero en realidad no es una escena que de miedo, simplemente te agarraron desprevenido y con un estruendo provocaron que te asustaras, pero ese no es el chiste de una película. Sin embargo, siguen abusando de este medio para provocar miedo, no hay filme en el que no lo veamos. Lo peor es cuando pese al fuerte ruido y la imagen espeluznante que apareció no fueron suficientes para hacerte brincar. Eso debe hacer llorar al productor y sus trabajadores.

Las historias siguen siendo sobre lo mismo, no están explorando otros temas y se están yendo con la vieja confiable. Exorcismos en exceso, monjas diabólicas, muñecos o muñecas que tienen vida, casas embrujadas, etc. Siempre es lo mismo pero sólo cambian los protagonistas y mejoran la visualización en pantalla, pero cada que salimos de la sala nos quedamos con la sensación de que eso ya lo vimos. Por eso creo que deberían buscar otros temas o atreverse a innovar.

Quizá podrían aprovechar la tecnología que hay ahora para diseño y digitalización para crear un monstruo que con sólo verlo te provoque terror o asco, te haga bajar la mirada para no verlo más o que te de un escalofrío cada que piensas en él. Si van a seguir con los mismos temas, podrían darle un giro, centrarse en otros aspectos. Quizá deban buscar algo con lo que la gente tenga miedo de que les pase, que sea tan real que les de temor el bajar por un vaso de agua en la noche, que tengan miedo cuando escuchan un ruido por la noche, algo que les pueda pasar en la vida real sean creyentes o no de lo paranormal.

Invito a los productores a mejorar uno de los géneros cinematográficos más vistos en el mundo a mejorar, a darnos producciones de calidad, que se atrevan a innovar y que si van a seguir usando los clásicos, lo hagan de una nueva forma, para que no creamos que sólo es el refrito del refrito. Basta ya de usar la cámara en primera persona, que sea un tipo documental, eso ya está sobreexplotado en la industria. Siempre hay formas de poder ganarse el susto y la admiración de los cinéfilos.